Presentacion

CARTA DE PRESENTACIÓN

Estimados amigos y socios de A.N.C:

Como todos conocéis, desde el mes de noviembre de 2.012 comenzamos los primeros pasos para dar lugar a una nueva idea de defensa de los derechos y libertades reconocidos a guardias civiles, miembros de las FAS, policías y funcionarios que, libremente, quisieran cooperar con este innovador proyecto e inaudito en España.

Las causas que lo motivaron fueron las mismas que en su día impulsaron a Coproper 6.J, allá por el año 1.994. Causas justas que no pueden ni deben subordinarse a intereses políticos, sindicales o no admitidos por leyes de calado democrático.

La escisión de A.U.G.C. (octubre de 2.012), motivada por el empeño de su Directiva Nacional de escuchar los intereses y deseos de poder de una persona frente al clamor mayoritario (expresado en la Asamblea Provincial por más de trescientos asistentes), demostró muy a las claras hasta que punto estaba llegando el nepotismo de esta asociación.

Seguramente, si no se hubiesen copiado los indecorosos métodos políticos y sindicales que a diario observamos a través de los medios de comunicación social, no estaríamos ahora en estas circunstancias. Pero como bien sabemos todos aguas pasadas no mueven molino, y ahora, aprendiendo de aquellos errores, hemos iniciado estos renovados y esperanzadores objetivos que por mucha oposición encontrada, denodados esfuerzos económicos y nuevos problemas que nos eran inexistentes hasta  la constitución de A.N.C, siguen adelante y con cotas de afiliación cada vez mayores.

Entre nuestros servicios, los más económicos para sus socios y los amplios en sus coberturas, basado todo en los principios de trabajo común, la honradez, la buena fe, la austeridad, la eficacia, la eficiencia y, cómo no, en el buen hacer de todos sus socios. Esto nos ha permitido en siguientes ejercicios que podamos contar con más y mejores proyectos, entre los que podemos citar la apertura de nuestra nueva Sede de A.N.C. (despacho contiguo a nuestro entrañable y buen profesional de la abogacía D. Luis Santamaría Ortiz), para poder dar aún mejor servicio al socio y a sus familiares en el campo tanto asociativo como jurídico.

Y no podemos quedarnos ahí, tenemos la obligación de innovar, debemos de competir con quienes desean proyectarse personalmente ante la Administración y olvidan que esas actitudes no han sido, y no serán nunca, el ideario de A.N.C.

Para poder progresar propusimos, y así lo mantenemos, el trabajo en común que esté bien dirigido por personas que libremente elijamos para ello, en donde se escuche a todos porque los que estamos en A.N.C. creemos que no se trata exclusivamente de formalizar una instancia, un recurso o de prestar una defensa, sino algo mucho más importante y eficaz: enseñar a defenderse.

Con el intento de resumir, A.N.C. no va a estar estigmatizada por conductas impropias de personas que algún día decidan escalar para su único y personal beneficio, dejando atrás personas e ideas comunes de mejora, progreso profesional y social de todos.

Tampoco quisiera dejar de mencionar que A.N.C. está fuera de todo sectarismo social, no mendigaremos a partidos políticos o sindicatos, sino que lucharemos con los medios disponibles, inteligencia sobrada y todas las ganas de trabajar posibles para lograr más pronto que tarde que todos los funcionarios civiles y/o militares, así como sus familiares estén en el lugar que en justicia y derecho nos corresponde, a pesar de los malos presagios, cuando hechos, que sobre los servidores públicos se ciernen y que aún no han comenzado a operar plenamente.

Desde aquí, ahora y siempre quiero ofreceros el inquebrantable deseo de A.N.C. de obtener con discreción y satisfacción general las mayores cotas de avance y solidez en la figura de cuantos, de un modo y otro, somos trabajadores públicos y deudores siempre de nuestros ciudadanos, de los que también formamos parte y a quienes en el fondo dirigimos nuestros mejores deseos.

Muchas gracias a todos,

Francisco Javier García Ortiz

Secretario General de la Asociación Nueva Coproper (A.N.C.)